vivienda asequible ESP / vivienda asequible ENG

Área de Clientes

ciudades-sostenibles-del-futuro-activitas

Ciudades sostenibles: nuevos modelos urbanos del futuro

¿Te gusta este post? ¿Por qué no lo compartes?

Uno de los grandes desafíos actuales es convertir las ciudades en espacios sostenibles e inteligentes. Según la Organización de Naciones Unidas, el 55% de la población vive en ciudades o zonas urbanas, una cifra que ascenderá hasta el 68% en 2050.

Por ello, el objetivo número 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU es el desarrollo de comunidades y ciudades sostenibles.

Entre las claves para conseguirlo, dos de las principales son mitigar el cambio climático y gestionar de forma eficiente la demanda de energía.

¿Qué son las ciudades sostenibles?

Las ciudades sostenibles son aquellas que se estructuran bajo la premisa de la eficiencia. Su día a día reduce las emisiones de CO2; impulsa la utilización de energías renovables; promueve la utilización del transporte público y la movilidad eléctrica; combate el cambio climático; y apuesta por la economía circular.

En definitiva, las ciudades sostenibles velan por el bienestar de sus habitantes sin poner en riesgo la disponibilidad de los recursos naturales y la salud del planeta.

Elementos que influyen en que una ciudad sea sostenible

Una ciudad sostenible debe poder ser autosuficiente indefinidamente sin dañar la naturaleza y fomentar la escasez de recursos. Teniendo esto en cuenta, estos son los elementos que debe presentar:

Garantizar el acceso a servicios públicos

Poner a disposición de los habitantes servicios públicos como colegios, hospitales, transporte público, recogida de basuras, etc. es indispensable para garantizar la supervivencia de la sociedad sin que las familias inviertan grandes esfuerzos económicos.

Realizar acciones de rehabilitación y renovación urbana

Mirar hacia el futuro conlleva reparar aquello que se ha hecho mal en el pasado, por lo que es necesario rehabilitar edificios, parques, calles, plazas, etc. antiguos para que cumplan con los criterios de la eficiencia energética.

Estas reformas hacen hincapié en mejorar elementos como fachadas, muros interiores, tejados, puertas y ventanas. Además, también es importante renovar las instalaciones de climatización e incluso instalar sistemas de energías renovables.

Implantar la arquitectura bioclimática

La arquitectura bioclimática consiste en diseñar los edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas del entorno y los recursos disponibles. Por tanto, se trata de conseguir el máximo confort y bienestar generando el mínimo gasto eléctrico posible.  

Los factores externos que deben tenerse en cuenta son la trayectoria solar, la radiación del sol, la orientación del edificio, las condiciones del suelo, el aislamiento y los materiales empleados en la construcción, etc.

Reducir las emisiones de CO2

Los coches son verdaderos generadores de dióxido de carbono, por eso es importante promover la movilidad sostenible para mitigar la huella ecológica de las ciudades y evitar la producción de CO2.

Para ello, debe potenciarse el uso del transporte público, la bicicleta, la movilidad eléctrica o, simplemente, caminar.

Autosuficiencia energética y energías renovables

Las ciudades sostenibles del futuro se sostienen sobre un gran pilar básico: el autoconsumo. Los hogares deben ser capaces de abastecerse energéticamente a través de fuentes de energías renovables como paneles solares, sistemas de biomasa, energía mini eólica, etc.

Aplicar la regla de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar

Se trata de una fórmula perfectamente aplicable en cada hogar y, a su vez, en el conjunto de la sociedad.

Es importante educar y concienciar acerca del consumo responsable y el reciclaje, pues esto evitará el uso desmedido de los recursos naturales y fomentará las relaciones solidarias y empáticas entre los habitantes.

Contar con espacios verdes

Para contrarrestar el peso de la edificación en las ciudades es imprescindible contar con amplios espacios verdes que aumenten la calidad del aire que respiran sus ciudadanos.

Ver el atardecer, salir a correr, hacer un picnic, caminar, tomarte un helado, hacer yoga… o simplemente respirar. Los espacios verdes en las ciudades son grandes amigos de la sostenibilidad.

Mejorar la conexión y la gestión de las urbes

Las ciudades constituyen el centro del ecosistema digital, por lo que deben utilizar las nuevas técnicas del mundo tecnológico, como el Big Data, para optimizar acciones como el alumbrado de las calles, el transporte público, la demanda turística, el tráfico, etc.

Construir ciudades inteligentes significa saber aprovechar los millones de datos que se generan diariamente para gestionar de forma más eficiente los recursos y el día a día.

Características de los edificios en las ciudades sostenibles

Los edificios sostenibles del futuro deben ser respetuosos con el medio ambiente y eficientes energéticamente. Para ello, deben presentar las siguientes características:

  • Lograr mejoras en el ecosistema, es decir, en el entorno que le rodea.
  • Contar con una buena orientación para utilizar la luz natural lo máximo posible.
  • Utilizar energías renovables y funcionar a través del autoconsumo.
  • Conseguir el aislamiento térmico.
  • Utilizar materiales naturales o reutilizables.
  • Instalar sistemas de seguimiento y verificación para controlar el consumo. 
  • Implementar estrategias innovadoras y sostenibles durante la construcción.
  • Utilizar la domótica y las nuevas tecnologías para cubrir las necesidades de seguridad, sostenibilidad, confort, mantenimiento, etc.

Agenda 2030: ciudades sostenibles

En 2015, la Organización de Naciones Unidas elaboró una Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción para proteger a las personas, al planeta y a la prosperidad con la intención de conseguir la paz universal y el acceso a la justicia.

Esta Agenda se compone de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre ellos uno que estamos tratando en profundidad: desarrollar comunidades y ciudades sostenibles.

Cumplir con la planificación es prioritario, pues aunque las ciudades del mundo ocupan solo el 3% de la Tierra, representan el 60% y el 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono.

Además, la rápida urbanización está ejerciendo presión sobre los suministros de agua dulce, las aguas residenciales, el entorno de la vida y la salud pública.

Actívitas Inversión Inmobiliaria, comprometida con el desarrollo de ciudades sostenibles

Desde nuestros inicios hemos apostado por la creación de viviendas sostenibles y asequibles que garanticen la máxima comodidad de nuestros clientes.

El objetivo número 11 de los ODS está presente en cada uno de nuestros proyectos, de manera que desarrollamos viviendas eficientes energéticamente capaz de reducir la huella ecológica y velar por la prosperidad del planeta.

Actívitas Inversión Inmobiliaria es una empresa joven con dos pretensiones claras: acercar la vivienda a los jóvenes y cuidar del medio ambiente.

¿Te gusta este post? ¿Por qué no lo compartes?
No hay comentarios

Escribe tu comentario