91 405 85 37 info@activitas.es

Cinco consejos para decorar tu salón

4.8/5 - (5 votos)

El salón es la estancia de la casa donde más tiempo pasamos, es nuestra carta de presentación cuando vienen invitados y un espacio multiuso la mayoría de las ocasiones. Por eso nos gusta que sea bonito, acogedor y sobre todo práctico. En Actívitas te damos cinco consejos para decorar tu salón y que armonice a la perfección con el resto de tu hogar.

Consigue un efecto de amplitud

No siempre podemos contar con un gran espacio, y por ello, es fundamental aprovechar al máximo nuestros recursos. Para conseguir un efecto de amplitud, lo ideal es utilizar colores neutros en paredes, suelos y muebles grandes. Además, debemos evitar los falsos techos pues provocan el efecto contrario.

Otro gran aliado de la decoración que siempre contribuye a ampliar el espacio son los espejos, colocados en lugares estratégicos ayudan a reflejar la luz. Incluso una buena opción es revestir una pared entera.

Un consejo de decoración es añadir plantas a la estancia, combinando distintas alturas, eso dará sensación de más espacio y tiene un punto de conexión con el exterior.

Busca la luz natural en tu salón

La luz natural también es un buen aliado para conseguir mayor amplitud, pues además contribuye a un correcto Feng Shui. Una adecuada distribución de las ventanas ayudará a que nuestro salón parezca más grande y, por lo tanto, contribuirá a una mayor calidez en el ambiente. Lo ideal es contar con dos ventanas que permitan un cruce de luces, así siempre habrá iluminación natural.

Pero muchas veces no tenemos la posibilidad de colocar dos ventanas en distintos ángulos, o incluso la orientación de la vivienda no es propicia para que entre la luz solar. En ese caso, una buena alternativa es la luz artificial. Por un lado, tendremos la luz general, que ilumina toda la estancia, y por otro, podemos distribuir diferentes puntos de luz de forma estratégica. Para ello son perfectas las lámparas de pie o de mesa y los apliques tanto de pared como de techo, que proporcionarán la iluminación perfecta para crear un ambiente confortable. En cambio, deberán evitarse las lámparas colgantes y de araña pues empequeñecen el espacio.

En cuanto al tono de la luz, lo ideal es decantarse por uno cálido, pues las luces muy blancas son más estimulantes mientras que las primeras contribuyen al descanso y relajación.

La importancia de la distribución

En interiorismo la distribución es crucial, pues la disposición de los muebles contribuye al aprovechamiento del espacio e incluso permite revalorizar una vivienda.

Otro truco para ganar espacio es colocar el sofá mirando hacia la entrada del salón y pegado a la pared. Si tu salón no tiene muchos metros, es mejor tener un único sofá sin brazos o que éstos sean estrechos, pero si por el contrario contamos con un gran salón, podemos situar un par de sofás en L o un chaise longue contribuyendo a la disociación de espacios. Además, el resto de muebles deberán situarse también pegados a la pared, pues es importante dejar un espacio central.

Los pasillos o espacios “muertos” se pueden aprovechar también para ganar metros útiles, pues podría ser una buena localización para un pequeño rincón de lectura o donde colocar una estantería. Para este fin también es mejor prescindir de puertas, pues de esta manera al darle continuidad al espacio visualmente parecerá más amplio. Otra opción es poner una puerta corredera, así ganaremos 1m2.

Por otro lado, si tenemos un espacio en L podemos aprovecharlo para situar el comedor en una zona y en la otra el salón. Lo mejor sería colocar el área de sofás y televisión en la zona más amplia, y en la más pequeña poner la mesa y las sillas. Esto permitirá delimitar los espacios de forma muy clara.

Para separar espacios y ganar amplitud podemos optar por tabiques bajos o de cristal, e incluso biombos o estanterías.

El menos es más debe ser nuestra premisa, pues es mejor pocos muebles y funcionales que saturar el espacio de muchos objetos. Para contribuir al aprovechamiento del espacio, un buen tip es añadir muebles que puedan tener un doble uso: sofá cama, mesas regulables y extensibles, puf con almacenaje…

En cuanto a las mesas de centro, es mejor optar por mesas redondas que limitan en menor medida las zonas de paso.

Utiliza las telas y los colores apropiados

Tal y como comentábamos lo mejor es utilizar colores claros, y en caso de que queramos emplear colores vivos, no debemos usar más de dos tonalidades diferentes. Así mismo las texturas también deben ser uniformes, evitando estridencias y distintos estampados.

El color blanco es la mejor opción, pues está comprobado que refleja más la luz y además combinará con cualquier mueble. Si te parece demasiado “soso” puedes probar con un beige, un arena, un piedra o un ocre. Para el suelo combinará muy bien la madera, parquet o tarima con un acabado barnizado.

Un elemento decorativo que requiere de poco espacio pero que aporta gran elegancia son las telas: cortinas, fundas para cojines y tapizados. En una estancia sobria permite dar un toque de color que dota de personalidad al salón. Los diseños y estampados pueden ser diversos, pero debemos tratar de que no desentonen entre sí.

Además, si no quieres perder luz natural al colocar una cortina o estor, te recomendamos que utilices telas vaporosas como lino o muselina.

Actívitas, tu mejor opción de futuro

Si necesitas más ideas y consejos para decorar tu casa, consulta nuestro blog donde encontrarás la mejor inspiración para que tu casa parezca de revista. Ideas para decorar habitaciones infantiles, consejos para mejorar la distribución del baño, cómo distribuir una cocina abierta al salón, ¡y mucho más!

Y si lo que estás buscando es la casa de tus sueños, Actívitas es tu inmobiliaria, somos expertos en ofrecer viviendas asequibles y de calidad. Visita nuestra web para conocer las promociones actuales y no dejar escapar una gran oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *