vivienda asequible ESP / vivienda asequible ENG

Área de Clientes

técnicas futuristas de construcción

Técnicas futuristas de construcción

¿Te gusta este post? ¿Por qué no lo compartes?

Técnicas futuristas de construcción que te sorprenderán

Índice de contenidos 

0.- Introducción

1.- Técnicas futuristas de construcción; ¿realidad o ciencia ficción?

1.1.- El hormigón que se repara solo

1.2.- Aluminio transparente

1.3.- Hormigón permeable

1.4.- La construcción modular industrializada

 

0.- Introducción

¿Sabes en qué consiste el “proptech”? Proptech es un término inventado, por así decirlo, que proviene de juntar las palabras inglesas “property” (inmuebles) y “tech” (tecnología), y que quiere decir, en su sentido más amplio, “tecnología aplicada al sector inmobiliario”. Algunos definen proptech como la transformación digital del sector del real estate, pero otros emplean el término para referirse al ecosistema de startups que promete revolucionar la manera en la que compramos, vendemos, alquilamos, gestionamos, ocupamos, construimos o valoramos los inmuebles. Para algunos profesionales, proptech solamente puede referirse a sistemas y soluciones de software, pero para otros, proptech se refiere a cualquier tipo de innovación, provenga del ámbito del que provenga. Con esta excusa, desde Actívitas nos hemos querido referir en este artículo de nuestro blog a técnicas futuristas de construcción que no se suelen tener en cuenta cuando se hace referencia al proptech, pero que sin duda merecen un lugar destacado en el debate. Tengamos en cuenta que los edificios, y particularmente las casas, se siguen construyendo del mismo modo que se construían hace 100 años (con ladrillos y cemento, básicamente), y que tarde o temprano también se beneficiarán de una auténtica revolución tecnológica y digital en lo que se refiere al modo de construirlas… ¿o debiéramos decir “fabricarlas”?

Vaya por delante que algunas de las técnicas futuristas de construcción que mencionaremos a lo largo de estas líneas hacen referencia específica a materiales, que pueden emplearse tanto en la construcción de una vivienda, como en la construcción de un puente, un túnel, una carretera o una presa. En definitiva, se trata de innovaciones transversales con aplicaciones muy interesantes y de amplio espectro. Empecemos pues.

1.- Técnicas futuristas de construcción; ¿realidad o ciencia ficción?

1.1.- El hormigón que se repara solo

Existen diferentes hormigones de este tipo, que reducen (o eliminan por completo) las necesidades de mantenimiento del hormigón. Quizás estés pensando en los socavones o las grietas que se forman en las calles de cualquier ciudad, pero todavía más preocupantes son los problemas que pueden afectar a la estructura de un puente o un túnel a lo largo de los años. La catástrofe está asegurada sin un adecuado mantenimiento preventivo de estas grandes infraestructuras.

Existe un hormigón que contiene en su mezcla una bacteria que puede estar “dormida” hasta dos siglos (sí, doscientos años), y que solamente despierta cuando entra en contacto con el agua. Dicha agua es la que penetraría a través de una grieta potencial que se produjera en el material. Una vez en contacto con el agua, la bacteria libera una sustancia caliza que rellena y repara la grieta. Parece magia, ¿verdad?

Una alternativa a esta técnica consiste en añadir a la mezcla unas micropartículas de silicato sódico que, una vez rotas (su rotura es provocada por la propia grieta), liberan un gel que, de nuevo, rellena la grieta y endurece todo el conjunto.

1.2.- Aluminio transparente

Los rascacielos se suelen enfrentar un problema fundamental; cuanto más altos son, más sólida y grande debe ser su estructura, con el fin de que pueda soportar todo su peso. Y cuando es necesario sobredimensionar la estructura de los edificios, muchas veces hay que renunciar a la habitabilidad interior. Por ejemplo, si hay que construir un edificio con muchas columnas interiores porque es muy alto, los espacios interiores serán menos diáfanos y aprovechables. Aunque existen técnicas innovadoras para sortear este tipo de problemas, hay límites a lo que los arquitectos e ingenieros pueden hacer sin la ayuda de la ciencia o, en este caso, del aluminio transparente. Gracias a este material, el cristal de la fachada de un edificio no hace una sola función, la de crear una fachada o envolvente, sino que también puede cumplir una función estructural. Y si el cristal (el aluminio transparente, se entiende) de la fachada está ayudando a soportar la masa del edificio, no harán falta tantas columnas interiores, o no será necesario construir un núcleo central tan amplio y que robe tanto espacio interior al inmueble.

Estas técnicas futuristas de construcción con ALON (así se conoce este material) han sido heredadas directamente del ejército, que recurre a esta tecnología para la fabricación de armaduras transparentes. También es interesante saber que los guionistas se Star Trek ya imaginaron el aluminio transparente, muchos años antes de que este invento viera la luz fuera de la ficción. 

técnicas futuristas de construcción

1.3.- Hormigón permeable

Pensemos por un momento en una carretera o una calle cuando llueve; típicamente, el asfalto (salvo que se trate de una autopista moderna) no absorbe ni permea el agua, sino que el agua corre a lo largo de la calle, arrastrando todo lo que encuentra a su paso, hasta que encuentra una alcantarilla por la que desaguar. Esto quiere decir que todos los aceites (incluyendo sus productos químicos), la suciedad y la mugre que acumula el asfalto terminan, tarde o temprano contaminando nuestra red de acuíferos.

¿No sería fantástico que el asfalto de las ciudades filtrara y purificara el agua directamente, del mismo modo que la tierra del campo filtra el agua de lluvia?  Si así fuera, las calles y carreteras estarían siempre limpias, no se acumularía tanta suciedad y tampoco se produciría el temido “aquaplanning”.

Pues estamos de enhorabuena, porque ya existe hormigón que deja pasar el agua, dado que disfruta de un espacio libre de entre el 15 y el 35% entre sus gránulos. Normalmente, este material se coloca sobre una capa de grava, permitiendo que el agua llegue hasta los niveles de tierra inferiores y facilitando que el sustrato haga su trabajo de filtrado. Quizá ya conozcas este tipo de hormigón, porque se utiliza en algunos aparcamientos y autopistas; presenta un color algo más claro que el asfalto convencional, de tal modo que no se calienta tanto por el efecto del sol. ¿Quién diría que un hormigón permeable estaría en nuestro ranking de técnicas futuristas de construcción?

1.4.- La construcción modular industrializada

Es posible que, al contrario que las anteriores técnicas futuristas de construcción, sí hayas oído hablar de la construcción modular industrializada. Pensemos en este caso en la obra de construcción de un edificio, y en todo lo que ello supone. Los materiales y trabajadores han de transportarte o desplazarse hasta el lugar en el que se va a construir, con todo lo que ello supone para los vecinos; ruidos, molestias y polvo. Además de ello, los obreros desempeñan su labor en un entorno no controlado; están expuestos a accidentes de trabajo, dependen de la meteorología, y también disponen de unas horas de luz natural contadas y que varían en función de la época del año en la que están trabajando.

¿No tiene más sentido “pre-construir” los edificios por módulos, en una fábrica, en un entorno que esté mucho más controlado, donde no se moleste y donde sea más fácil asegurar la calidad general de los que se está construyendo? De este modo, una vez creadas las “piezas de lego” del edificio, solamente restaría trasladarlas al lugar de construcción y ensamblarlas, como si se tratara de una gigantesca maqueta. El tiempo de ensamblaje en destino sería muy inferior, y se molestaría muy poco al vecindario con grúas, camiones, hormigoneras, etc.

Pues, efectivamente, este tipo de construcción ya existe, y es una tendencia al alza. Aunque todavía no es una técnica muy extendida en el ámbito de las viviendas multifamiliares (por la complejidad que tiene construir por módulos en altura), es probable que la clásica obra que dura 18 meses y en la que se construye todo prácticamente desde cero, empiece a ser una cosa del pasado.

Y sí, existen muchas más técnicas de construcción futuristas dignas de mención, pero hemos optado por dejarlas para nuestro siguiente post; ¡seguiremos informando!

Si quieres informarte sobre cualquiera de las promociones de Actívitas, ponte en contact con nosotros. Recuerda que somos especialistas en vivienda asequible. 

¿Te gusta este post? ¿Por qué no lo compartes?
No hay comentarios

Escribe tu comentario