vivienda asequible ESP / vivienda asequible ENG

Área de Clientes

activitas - vivienda asequible - aire acondicionado

Cómo combatir el calor con o sin aire acondicionado

¿Te gusta este post? ¿Por qué no lo compartes?

La llegada del verano, esa época del año donde las vacaciones y las altas temperaturas se convierten en las protagonistas indiscutibles. Por ello, te damos algunos consejos sobre cómo enfrentarte al calor o sin aire acondicionado.

Las olas de calor amenazan cada verano nuestros hogares y hay que combatirlas de la mejor forma posible. Cuando el mercurio llega a temperaturas extremas, puede repercutir en la salud debido a la sobreexposición de las altas temperaturas.

Cuidarse, evitar golpes de calor hidratándose y siguiendo los consejos de profesionales, contribuirá a disfrutar de las altas temperaturas y vivir un verano inolvidable.

Además de mantenerse hidratado y evitar la exposición prolongada al sol, no hay que olvidar acondicionar el domicilio para hacer frente a las temperaturas veraniegas.

 

Consejos sobre el uso del aire acondicionado

 

Cada verano, muchas personas permiten que el calor se cuele dentro de su hogar. Para combatirlo, el aire acondicionado se posiciona, para muchos, como el mejor remedio.

Estos aparatos mejoran la calidad de vida de las personas -tanto en verano como en invierno- ya que, también la gran mayoría de estos aparatos permiten la salida de aire caliente para los días más fríos del año.

Pero hay que tener en cuenta que un uso excesivo de estos aparatos puede llegar a ser perjudicial para la salud, siendo peor el remedio que la enfermedad, por ello hay que tener en cuenta:

Mantenimiento

Muchas veces, no se presta atención a los pequeños detalles y en el caso del aire acondicionado también ocurre.

A pesar de que no necesite un mantenimiento exhaustivo, es recomendable realizar revisiones periódicas, limpiar los filtros, conocer las condiciones de instalación y las condiciones ambientales y climatológicas.

Temperatura

Según datos emitidos por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), la temperatura ideal que debemos tener en el hogar ronda entre los 23 y 25ºC.

Si la temperatura se encuentra por debajo, se verá reflejado en el aumento del consumo de electricidad y, además el nivel de confort disminuirá debido a la sensación de frio.

Ventilación y uso

Es recomendable ventilar el domicilio por la mañana -todos los días- para limpiar y renovar el aire del interior.

Por otro lado, para hacer un uso eficaz del aire acondicionado, los expertos recomiendan mantener durante los meses de calor los equipos encendidos y programarlos con una temperatura idónea. Esto permite reducir el consumo de energía de los aparatos de aire acondicionado.

 

Consejos contra el calor si no dispones de aire acondicionado

 

No es confortable entrar en el hogar y que la sensación térmica sea incluso más alta e incómoda que la temperatura externa. Si no se dispone de un aparato electrónico que cumple esa función, existen 6 trucos para reducir la temperatura sin incrementar la factura de la luz.

Ventilar la casa

Esta es la primera recomendación por excelencia para mantener la temperatura ideal en verano. La mayor cantidad de calor que se encentra dentro de la vivienda entra por la ventana.

Todos los expertos coinciden en la necesidad de abrir las ventanas durante las horas donde las temperaturas menguan, es decir, durante la noche y las primeras horas de la mañana.

Ventilar la casa favorece el cambio de aire caliente por uno más fresco. Por ejemplo, si abrimos las ventanas y las puertas del interior del hogar ayudarán a disminuir la temperatura, debido a las corrientes de aire fresco que se producen.

Cortinas y toldos

En las horas del día donde el termómetro roza el máximo, lo más recomendable es impedir que el aire de la calle se cuele dentro de la vivienda.

Los expertos recomiendan evitar el paso del aire cerrando ventanas y bajando las persianas hasta más de la mitad.

El uso de cortinas, estores y toldos permiten mantener fresco el hogar, ya que minimizan la entra del sol y de calor. Hay que tener en cuenta el material de estos, porque deben de evitar la sensación de calor e impedir su paso, pero tienen que dejar entrar luz.

Reducir los aparatos electrónicos

Tanto los electrodomésticos como los aparatos electrónicos son una fuente de emisión de calor. La televisión, el horno, la secadora o el ordenador, entre otros, son capaces de alcanzar hasta los 60º de temperatura si se mantienen en funcionamiento durante un largo tiempo.

Por ello, es recomendable mantener apagado aquello que no sea imprescindible y utilizarlos en las horas del día que más bajas son las temperaturas.

Iluminación

En cuanto a la iluminación, mantener las bombillas incandescentes encendidas aumentan considerablemente la sensación de calor y de bochorno, debido a que estas invierten alrededor de un 90% de su energía en emitir calor.

Para combatir este problema, lo más recomendable es aprovechar, como hemos mencionado anteriormente, la luz natural gracias a cortinas o toldos, que permitan entrar la luz y frenan en gran medida el calor.

En caso de necesitar un punto de luz dentro del interior de la vivienda, usar las bombillas de bajo consumo es la mejor opción.

Tejidos

Tanto para el outfit veraniego como para la decoración del hogar, el algodón es el material estrella de cada verano.

Emplearlo en sabanas, colchas, cortinas, etc… fomenta la circulación del aire y transpira bien en ambientes cálidos.

Los colores también son un elemento importante en verano. Los colores oscuros no ayudan a rebajar la sensación térmica, al contrario, absorben antes la temperatura. Es por ello que los tonos más claros ayudan a sentirnos más frescos y confortables.

Recolocar la habitación

Adaptar el dormitorio con la llegada de las altas temperaturas supone reducir hasta 6ºC la temperatura de la habitación. Lo más usual es mover la cama y colocarla muy cerca de la ventana, para aprovechar al máximo las corrientes de aire durante la noche.

Otro truco para reducir las temperaturas es acostarse sobre sábanas húmedas e incluso, mojar ligeramente las cortinas de la habitación.

Tras estos consejos, Actívitas y sus viviendas te ofrecen las mejores terminaciones y equipamientos, siempre bajo una responsabilidad sostenible, para que sus clientes puedan vivir cómodamente y consuman energía de manera eficiente e inteligente.

¿Te gusta este post? ¿Por qué no lo compartes?
No hay comentarios

Escribe tu comentario