91 405 85 37 info@activitas.es

Ventajas de viviendas con zonas comunes

5/5 - (6 votos)

¿Quieres saber cuáles son las ventajas de las viviendas con zonas comunes? En el siguiente artículo te contamos cuáles son los beneficios que puedes encontrar a la hora de escoger una nueva casa con estos espacios exclusivos. Descubre los beneficios de las viviendas con zonas comunes.

¿Qué son las viviendas con zonas comunes?

Las viviendas con zonas comunes ofrecen un valor añadido a un habitáculo, a partir de la disposición de zonas con diferentes usos que pertenecen a todos los propietarios que forman parte de una residencia.

En relación, las zonas comunes se dividen en dos partes diferentes, es decir:

  • Zonas con elementos estructurales. Incluye, por ejemplo, los portales, los ascensores, las terrazas, las piscinas, las pistas deportivas, las zonas infantiles, los jardines y merenderos, la zona fitness y gimnasios, entre otros espacios más.
  • Zonas servicio. Forman parte de este tipo de zona los servicios de calefacción, de portería, de suministro de agua, etcétera.

Este tipo de espacios tienen el objetivo principal de permitir que los propietarios puedan utilizar y disfrutar de ellas en cualquier momento, aunque a algunas de ellas se les da más uso en unas épocas en concreto, como, por ejemplo, las piscinas al aire libre en verano.

beneficios viviendas con zonas comunes

¿Cuáles son las 8 ventajas de tener viviendas con zonas comunes?

A continuación, te presentamos 8 ventajas de vivir en viviendas con zonas comunes que te ayudarán a tomar la mejor decisión en tu futura compra, así como de disfrutar de una vida con todas las exclusividades posibles.

1. Aportan tranquilidad

Las viviendas con zonas comunes te aportarán una gran tranquilidad a tu vida, puesto que, normalmente, están ubicadas en zonas residenciales muy tranquilas y de poco tránsito, tanto peatonal como automovilístico.

Aun así, este tipo de residencias se encuentran situados cerca de la ciudad y con la posibilidad de disfrutar de todos los servicios accesibles necesarios como, por ejemplo, diferentes supermercados o bares.

2. Son muy seguras

Este tipo de habitáculos son muy seguros y ofrecen gran protección, puesto que, al disponer de vecinos alrededor, estos pueden controlar la zona y avisar si surge algún problema. Asimismo, en algunos de ellos se dispone de vigilantes de seguridad privada, o bien, es posible instalar domótica o videovigilancia para tenerlo todo bajo control.

Por otro lado, los espacios en el exterior deben aportar una gran protección, tanto para ti como para los más pequeños. En este sentido, los espacios de juego en el exterior deben permanecer cerrados para las personas de fuera.

las viviendas con zonas comunes son muy seguras

3. Permiten ahorrar tiempo

Las viviendas con zonas comunes te permiten ahorrar tiempo, ya que disponen de todas las comodidades que necesitas, de manera que se evita el tener que desplazarte para llevar a cabo según qué cosas.

Como ejemplo, aportan un gran valor a los momentos de descanso y relax, así como espacios en los que poder realizar deporte sin necesidad de acercarte a un gimnasio.

Asimismo, a raíz de que todas las zonas comunes se encuentren pegadas unas con otras, facilita que vigiles a tus hijos mientras tú disfrutas de otras actividades como, por ejemplo, de la piscina.

4. Facilitan el ahorro de dinero

Además de ahorrar tiempo, también permiten ahorrar dinero, debido a que son una de las mejores opciones para disponer de zonas de ocio con un excelente mantenimiento y a un bajo coste.

En concordancia con lo anterior, los gastos de mantenimiento y uso de las zonas compartidas, así como la posibilidad de incorporar nuevos servicios, se reparten entre todos los propietarios que forman parte de la finca residencial.

5. Posibilitan el cuidado de la salud personal

Como hemos comentado con anterioridad, algunas de las viviendas con este tipo de espacios disponen de gimnasios, piscinas o pistas de deporte como, por ejemplo, de tenis o de pádel.

Este hecho contribuye al cuidado de la salud personal sin la necesidad de tener que desplazarse hacia un gimnasio.

6. Disponen de naturaleza

¿A quién no le gusta tener zonas verdes, naturaleza y jardines cerca de casa?

Las viviendas con zonas comunes disponen de diferentes espacios al aire libre con este tipo de zonas que permiten que los vecinos puedan disfrutar de un espacio sin la contaminación habitual de las ciudades y que, además, fomentan que los más pequeños cuiden y disfruten de la naturaleza.

7. Ofrecen múltiples maneras de entretenerse

Asimismo, ofrecen la posibilidad de realizar diferentes actividades lúdicas que ayuden a entretenerse, no caer en la rutina y en el aburrimiento y te permitirán desconectar, tanto en el ámbito de la vivienda como del trabajo.

8. Favorecen a la vida social

Por último, aquellas personas que residen en este tipo de viviendas pueden aumentar su vida social gracias al sinfín de actividades llevadas a cabo en ellas, puesto que muchas se llevan a cabo en grupo.

Estas permiten, además, conocer gente nueva y establecer amistades con personas que puedan tener gustos e intereses similares a los tuyos, de manera que podáis pasar mucho más tiempo juntos.

Del mismo modo, los hijos también podrán tener nuevos amigos más allá de los del colegio, con los cuales jugar y pasarlo bien.

vida común en las viviendas con zonas comunes

Derechos y obligaciones de los propietarios de viviendas con zonas comunes

A pesar de todas las ventajas mencionadas anteriormente, es necesario destacar que, los propietarios disponen de una serie de derechos y obligaciones en las viviendas con zonas comunes.

Existe una ley que se encarga de regular el uso y el mantenimiento de las zonas comunes. Se trata de la siguiente: Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal.

Dicha normativa, junto al artículo 396 del Código Civil, tiene por objeto que los propietarios de viviendas con este tipo de zonas se respeten entre sí, a la vez que llevan a cabo el mantenimiento correcto de la comunidad.

En concreto, los derechos que disponen los propietarios en las zonas comunes de una vivienda son:

  • Utilizarlos y disfrutarlos de manera completa y compartida con los demás vecinos, siempre respetando las normas de empleo.
  • Exigir que se lleven a cabo obras de conservación y mantenimiento, tanto del edificio como de los servicios comunes.
  • Solicitar el establecimiento o la supresión de los siguientes servicios de interés general: ascensor, consejería, vigilancia u otros.
  • Pedir la instalación de otras infraestructuras comunes para la mejora colectiva del edificio.

Por otro lado, la Ley dispone que las obligaciones en lo que se refiere a los elementos comunes de la zona residencial son los siguientes:

  • Respetar las instalaciones y los elementos comunes del edificio.
  • Declarar que el piso o local se encuentra al corriente del pago de los gastos generales de la comunidad, o bien, expresar los que se adeuden, en el instrumento público por el cual se tramitan.
  • Responder, a partir de su propio inmueble adquirido, respeto a las deudas de los anteriores propietarios con la comunidad, relativos a los gastos generales pendientes.
  • Contribuir en la dotación de un fondo de reserva para atender a futuras obras de conservación y reparación.
  • Aceptar el cargo de “Presidente de la Comunidad”, cuyo nombramiento solo puede ser relevado por el Juez.

Mejores viviendas en Madrid con zonas comunes

En Actívitas Inversión Inmobiliaria disponemos de las mejores viviendas en Madrid, con zonas comunes, con amplias zonas de ocio y servicio, de excelente calidad, así como con precios muy asequibles.

Visita nuestras promociones actuales y conoce todas las posibilidades que te ofrecemos. Asimismo, contacta con nosotros si te surge cualquier duda, ya que, contamos con los mejores profesionales que estarán encantados de ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.